12 poetas ////// 3 minutos ////// El público decide

Crónica del Poetry Slam de octubre 2015 en El Intruso por Siete Soles

¿Que te lo perdiste y no estuviste? Mala idea, porque el Slam es una de esas cosas que hay que experimentar. Es como la realidad virtual, tan difícil de explicar precisamente porque se trata de un medio muy experiencial. El Poetry Slam no es solo poesía o actuación, es más. Es algo que hay que tocar a través de sus poetas (léase esto con mirada incólume), que hay que vivir a través de su espectáculo, de lo que hay que formar parte activa ya sea sosteniendo una tiza y una pizarra, aplaudiendo con vítores a sus participantes o transmitiendo el más frío de los juicios con un silencio escalofriante. Si te lo perdiste, allá tú… aunque aún tienes una oportunidad de recuperar versos pasados y no perderte los del próximo mes.

En la edición de octubre fue la voz y la envolvente presencia de Olaia Pazos la que acarició el alma de los asistentes. “El viento me llena la boca de sal y la tomo / agradecida porque sé que no quiere darme sed / que sólo quiere disolverme la pena”, susurraba, regalaba sus versos a todos los que, absortos, tuvieron la suerte de verla. Estad atentos a su blog, ya que acaba de estrenar obra en el Teatro del Arte bajo el onírico título de “El vagón que transita mundo”, ya que, en su opinión, eso somos, portadores de un gran bagaje.

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/21887219899/in/album-72157657360660313/

Tras ella doce poetas: Migueliyo Mora, Saúl Flores, El expurgatorio, Edu Moraga, Luciano Sánchez del Águila, Yanito, Boadicea, Diego Mattarucco, Pablo Cortina, Guillermo R.M., Antonio Díez y Lizántropo. Todos cargados de pasión, palabras, nervios y poesía, de cuyos versos rescatamos algunos para contagiaros las ganas de crear, leer y asistir.

“Limpio el mundo con amor”, nos confesó el showman Migueliyo Mora, merecedor de 19 puntos; Saúl Flores, el segundo participante de la noche, elaboró un trabajado poema sobre la figura de Eduardo Galeano que cosechó también 19 puntos; le siguió El expurgatorio, quien demostró un gran manejo del escenario y nos invitó a reflexionar sobre una simple verdad, pero categórica: “Los amigos virtuales lo son”. Obtuvo 24 puntos.

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/21886228338/in/album-72157657360660313/

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/22074116115/in/album-72157657360660313/

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/22084108701/in/album-72157657360660313/

Eduardo Moraga realizó una sentida intervención sobre la soledad, para quien “no hay mejor palabra que describa al hombre” y proyectó con su texto imágenes sobre los “amantes de ceniza, el amor de ceniza y el sexo de ceniza”. 21 puntos. Luciano Sánchez del Águila, quien nos había privado de su presencia durante una temporada, reapareció en escena cual Ave Fénix cargado de técnica actoral y conmovedores versos: “Hombre soy y valgo como un guiñapo” / “Aunque soy un ser de trapo, callejeo todavía vacilando a mi destino”. 24 puntos y una sonrisa. Yanito sacó a relucir su “lado más hippie” uniendo palabras en diferentes idiomas y trayendo con él una brisa marina: “Si yo fuera un tree, CO2 pa’ mí, oxygen pa’ ti”. 25 puntos.

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/21887210779/in/album-72157657360660313/

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/21452970073/in/album-72157657360660313/

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/21451254974/in/album-72157657360660313/

Feminism estaba escrito en la camiseta de Boadicea, firme, reivindicativa, quien parafraseó a Manolo Escobar con claras intenciones de provocar: “No me gusta que a los toros te pongas la minifalda”. Se despidió juntando 23 puntos. El siguiente poeta en participar fue Diego Mattarucco, en esta ocasión con una lectura sobre el acto de elegir valorada en 26 puntos: “Alojas el lujo del ojo que elige, el lujo de tener un ojo que elige es nuestra alhaja”. Bajo su apariencia de trabalenguas, subyace un mensaje nítido en el que se nos apremia a expresarnos porque en el “expresarse ya está el premio”. Recogió el testigo Pablo Cortina, quien brindó al público un poema sin poema pero con técnica poética confeccionado durante los minutos de espera de una cerveza en un bar. 3,45 segundos duró su intervención, por lo que fue descalificado por la organización.

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/21452966533/in/album-72157657360660313/

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/21452965563/in/album-72157657360660313/

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/22047922236/in/album-72157657360660313/

El romántico y lleno de energía Guillermo R.M. recitó un poema homenaje al cine, lleno de directores y títulos de cabecera que posiblemente han marcado la vida de casi todos los asistentes. Sin embargo, Guillermo, ni aún en su versión mejorada, pues es perceptible que el joven está practicando y creciendo en el escenario, consiguió pasar a la final con sus 17 puntos. Antonio Díez, como es costumbre, conectó con el público al instante con sus juegos de palabras derivadas “Compre para llenar, posea, oséase, poséase” y sus conclusiones aplastantes, como “La materia ni se crea ni se destruye, se compra”. Obtuvo 27 puntazos, igual que Lizántropo, el último poeta de la noche y reciente ganador del Poetry Slam celebrado en la 12ª edición de Cosmopoética, quién en Madrid interpretó un sentido poema de desamor.

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/21887199699/in/album-72157657360660313/

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/22061646932/in/album-72157657360660313/

https://www.flickr.com/photos/poetryslammadrid/21886208218/in/album-72157657360660313/

Lizántropo, en racha, pasó a la final junto con Antonio Díez y Diego Mattarucco. Si bien el primero siguió ofreciendo su lado menos cómico y más lírico, el segundo se inclinó por un hit sobre las redes sociales que pese a no estar exento de crítica provocó las risas del público. Mattarucco se decidió por una parodia de las baladas, titulada “No me la pela nuestro amor”, en clave de humor y en un estilo algo menos aliterado que habitualmente. Los aplausos proclamaron vencedor a Antonio Díez, que este 2015 se está mostrando imparable.

Siete Soles

Information

This entry was posted on October 12, 2015 by in Crónicas and tagged .