12 poetas ////// 3 minutos ////// El público decide

Crónica del Poetry Slam Madrid de julio 2015 por Siete Soles

Los poetas son para el verano.
Crónica del Poetry Slam de julio 2015 en El Intruso

Y la poesía también, por eso nos reunimos el pasado miércoles 1 de julio en el Intruso para darle el espacio que se merece a esta manifestación de la belleza a través de la palabra. El verano, como género estacional, deja mucho que desear, así que a sabiendas de que los cerebros están o bien remojándose en la piscina o bien en la cerveza, esta crónica no se extenderá mucho y tratará de ser lo más amena posible. Tanto como la intervención de nuestro presentador favorito, Luis J. Lambas, ataviado con un bigotito daliniano y escoltado por Pablo Cortina al violín y María Helena del Pino en un diligente papel de apuntadora y calculadora.

Esteve Bosch, el “fisioterapoeta”, coautor junto a Óscar Patsí de “Hospitalia doble malta”, un libro que plantea un viaje al centro de la Sanidad Pública, es el invitado de la noche y, ¡menudo invitado! Bosch está cargado de energía y pasión por el verso, llegando a ser tal vez hasta “versodependiente”, como él mismo dice, tesorero de frases hipnóticas y poemas llenos de imágenes que despiertan los sentidos y nos invitan a viajar por el mundo, a soñar para dejar de ser “dóciles maniquíes” de este sistema. Conviene leer a Bosch pero, sobre todo, verlo en vivo, ya que su cuidado uso del tono, el ritmo y la teatralidad multiplican el efecto de su palabra. Una observadora se permitiría incluso hablar de “escuela catalana” en lo que a la performance se refiere, pues parece estarse creando y solidificando un estilo de recitar Slam muy particular que viene de aquellas tierras. ¡Bienvenida sea su influencia!

  1. “Todo sobre mi padre”

Andrés París es el segundo poeta de la noche en pisar el escenario pero el primero en concursar. He dado en llamar su actuación “Todo sobre mi padre”, en alusión a Almodóvar, porque su poema versa sobre la figura paterna tras citar a Jorge Manrique y llevarnos de la mano por un breve río de palabras que despiertan la sensibilidad del público. 19 puntos.

  1. “Caos calmo”

Miguelillo Mora, provocador como siempre, protagoniza una especie de “caos calmo” esta vez. Su escritura automática se centra este mes en la crítica y en la palabra cambio, algo que rechaza aunque confiesa que quiere mejorar. 16 puntos.

  1. “Lo que el viento se llevó”

Amante como soy de este filme, tenía que colarlo en la crónica pero espero que no con calzador, sino que en mi opinión este título describe bien el poema de Susana, un clásico ya en su repertorio y en la memoria colectiva. Con expresiones lapidarias como “semen institucional” o “prostituida libertad estatal”, frases como “ya no hay engaño, ya no hay rebaño” y preguntas retóricas como “¿sabes cuánto te he querido España?”, este himno en estos tiempos obtiene 23 puntos.

  1. La vida de Pi

Antonio Díez es el siguiente en provocar la risa del público, algo que no es novedad porque Díez es un diez en esto. Su poesía, dedicada al número Pi, es un trabalenguas a base de diálogos imposibles de teléfono escacharrado pero con la más alta dosis de ingenio. Antonio no se lleva un 3 coma 14, sino unos merecidos 25 puntos.

  1. En el calor de la noche

Sugiero dejar de pensar ya en Sidney Poitier sudado, que un tranvía puede llevarnos a otro y terminar soñando con Brando en la misma tesitura para centrarnos en la actuación de Lizántropo que trata, como no puede ser de otra forma, del calor. Lizántropo suele escribir sobre lo que nos pasa a todos o, al menos, a los de su edad: si el universitario está de exámenes escribe sobre ello, si está derritiéndose con la calima, universaliza con su poesía este sentimiento climático global. Admito que tiene su punto de originalidad, además de que su derroche creativo a veces es de un solo uso, como es el caso del poema con el que participa. Carcajadas, salero y 23 puntos.

  1. Nueve semanas y media

La temperatura sube unos grados más con “Amar amante” de José Luis Álvarez, quien recita una poesía sobre un hombre que, aunque desea encontrar la paz de su existencia, no lo consigue debido a la extrema pasión que lo devora. Las figuras literarias que emplea sugieren un amor carnal de esos desesperados que quieren hacer con la amante lo que la primavera con los cerezos… De ser la destinataria, me sentiría entre complacida y asustada por el ímpetu de tales deseos. 25 puntos.

  1. Watchmen

No podía faltar la ciencia ficción y es que Aurora Boreal a veces roza lo fantástico. Una súper heroína que practica la improvisación durante sus tres minutos de Slam y, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, le canta las cuarenta al público: que si son hipócritas con sus puntuaciones, que si hay que tener un par de cojones y ovarios para salir al escenario y ponerse delante de todos, que si no sabe lo que dice… De alguna manera Boreal vigila a los vigilantes, que no está mal pues juzgar sin ser juzgados es muy sencillo. No quiere destacar y no lo hace, de modo que cosecha 15 puntos aunque los espectadores la aplauden y vitorean, ¿será que de verdad son un poco hipócritas?

  1. La vida secreta de las palabras

¡Tenemos chica nueva en la oficina! Belén Roldán, melodía. Belén Roldán, armonía, lirismo, magia. No solo yo caigo rendida en sus brazos: el público también se enamora de la vida secreta de sus versos ya que “solo con las palabras soy algo de lo que soy”, expresa la poeta, que obtiene 25 puntos.

  1. Jack el destripador

Diego Mattarucco o un personaje sospechoso de diseccionar las palabras con bisturí en el distrito de Lavapiés que no de Whitechapel. El último engendro de este Einstein o su último Frank-enstein es “Cómo hacer”, una poesía en la que Mattarucco va recorriendo parte a parte el cuerpo de una mujer hasta embriagarse y hacer lo propio con el público, que le otorga 27 puntos y lo envía a la final, en franco deleite al escuchar frases efectistas como: “Profesora de mis horas, profesarte se hizo arte”

  1. Con él llegó el escándalo

A la japonesa y con falda, “¡manos arriba que esto es un rescate!” y al tema: Yanito vuelve a elegir la política para meterse a los espectadores en el bolsillo y enviarlos a una catarsis que divierte a todo el mundo y provoca comentarios como “es originalísimo”. Lo bueno es que el mensaje no es propagandista sino que perdura, tanto como sus 29 puntos.

  1. Man on Wire

Nebur Frick es equilibrista, “escapista de la realidad” y, como Philippe Petit, son espectaculistas, vocablo nuevo que acuño seguramente enfebrecida de calor para describir la actuación de este poeta a quien, aunque “con su circo cerca se le va la tuerca”, sobre el escenario atina sin problemas, de ahí que el público lo puntúe con un redondo 22.

  1. The eternal sunshine of the spotless mind

Clara H, cuyo aspecto nos recuerda a Kate Winslet en esta maravillosa película, escribe y lee en último lugar imprimiendo fuerza a sus versos, que sugieren un amor salvaje de nuevo, y que el público valora con 21 puntos.

Esteve Bosch alias Doctor Zhivago para esta crónica vuelve a irrumpir en el escenario, aunque elige sobre todo moverse entre la gente e interactuar con el público señalándonos y regalándonos una frase casi a cada uno. A mí me toca “Aquel que en verdad no sabe quién es”, espero fortuitamente, a otros versos tan bellos como “La pieza que le costó tanto encontrar su tablero” o tan gráficos como “Tú, el espagueti que quedó pegado en el fondo del plato”. Recolectando sonrisas termina por explotar las emociones al interpretar su último poema dedicado a Lorca: “Tocan campanas a verso / El poeta es eterno / Porque inmortales son sus versos”.

Llegados a este punto, solo resta enumerar a los finalistas: Belén Roldán, Diego Mattarucco y Yanito quienes, sin duda, lo dan todo en sus interpretaciones. Yanito apela a la amistad en su poesía e invita al público a definir en qué consiste para ellos este afecto. Finalmente se distingue como el ganador de la edición de julio y se despide denunciando el cadáver de cultura al que han convertido el Instituto Cervantes en el Peñón de Gibraltar, de donde él procede.

¡Nos vemos en septiembre! ¡Buen verano!

Siete Soles

Information

This entry was posted on July 6, 2015 by in Crónicas and tagged .