12 poetas ////// 3 minutos ////// El público decide

Crónica del Poetry Slam Madrid de Diciembre 2013

El frío de las calles, el calor de los versos: 4 de diciembre en el Intruso Bar, estamos en el Poetry Slam del mes de diciembre con un lleno absoluto. Acaba el año y la gente no quiere perderse el último Slam del 2013.

Suena Walk on the wide side del fallecido Lou Reed, doo doo doo doo, cuando Luis J. Lambas sube al escenario. Una presentación escueta que da paso al reparto de pizarras entre el público y  al primer poeta en participar: Vicente Drü.

Vicente con su poema “Terror nocturno” consigue 24 puntos. El poeta que estremece con sus versos, y su especial manera de recitar, logra convencer a un público aún algo frío. Aunque un verso del poema de Vicente Drü decía “venimos para permanecer y no permitiré que nos echen”, el  Slam sigue y es turno para Álvaro Pelegrín. Micrófono en mano, leyendo de un papel arrugado, Álvaro lee un hermoso poema que, entre los asistentes, hace a ellas suspirar y a ellos aplaudir: 23 puntos para el poema que comienza con el verso “Dios de los cristianos: vamos a hacer un pacto” y acaba con “cumple tu parte del trato y de esta costilla que sangra sácame una mujer”.

Tras Álvaro llega la primera poetisa en participar en este Poetry Slam de diciembre: Esther Marín. Ella pide piedad al subir al escenario ya que es su primer Slam, y así lee el poema titulado “Sin piedad”. Versos sensuales con los que consigue 19 puntos. Un punto menos, en total 18, consigue Aurora Boreal en su segunda participación en el Slam ya que debutó en la edición de noviembre.

Llega el momento para el campeón del mes anterior: José Luis Álvarez. Este poeta sabe escribir muy bien y defender con uñas y dientes sus versos al recitar. Si el llamado verso blanco predomina en la poesía de hoy en día, José Luis cultiva la poesía con métrica y rima… y al público le gusta. Un poema erótico, titulado “Bocanada del orgasmo infinito”, es el que esta vez le concede a José Luis Álvarez 26 puntos. Y de campeón a campeón: llega el turno para Diego Mattarucco. El argentino sube al escenario y toma su tiempo para empezar a recitar. Piensa, hace gestos, y por fin se lanza a explicar que su poema es una conversación de pareja. Chico y chica hablan cacofónicamente en el poema de Diego, que se encarga de hacer las voces de él y ella, (Hola Lola…. Huele a amante…. Huele a menta…. Lola, Lola, Lola-mento). Cuando Mattarucco baja del escenario una gran ovación por parte del público deja paso a unas pizarras que dicen que son 27 puntos para el poeta cacofónico.

Cuando ya han recitado la mitad de los participantes es el momento de que BSoul agrade a los asistentes con su poesía. “La tranquilidad llegó sin hacer ruido. Bienvenido sea este silencio” dice el último verso, de un poema que es premiado con 25 puntos. Los mismos que consigue Yanito con su “Mortales”. Bien es cierto que la puntuación del público había sido 26 puntos para Yanito, pero se resta uno por estar más tiempo recitando de los tres minutos reglamentarios.  El gran verso “Lorca mató a la bala que lo atravesó” del poeta Yanito quizá siga retumbando en la cabeza de más de uno.

Momento para otra debutante del Poetry SlamPaula Díaz. El amor siempre presente en la poesía, pero aunque sea un tema recurrente es de agradecer cuando uno escucha un bonito poema amoroso. “No sé si son los muelles del colchón o es tu ausencia lo que se clava en mi espalda (…) Todos mis principios tienen su fin en ti” y 21 puntos para Paula Díaz.

“Por inercia” es el título que pone Sabela Paz al poema que habla de la ausencia. Micrófono en mano Sabela lee sus versos construidos con un gran manejo del lenguaje, un amplio léxico y una manera de recitar muy intensa y hermosa. El público, sorprendido por lo que acaba de escuchar, le concede 25 puntos. Tras Sabela Paz sube a las tablas Meri Pas Blanquer que lee su poema “Te olvidaré”, escrito tras un homenaje a Panero como ella misma cuenta, y que le hace conseguir 22 puntos.

Muchas caras nuevas en el Poetry Slam de diciembre, y cuando se llega al final de la primera ronda es turno para otro debutante: Marco Antonio León. El poema, que habla de lo que uno puede encontrarse en el metro en las horas nocturnas, tiene esos tintes de canción de Krahe o Brassens donde el humor y la rima consonante son el eje del texto. El público ríe con las rimas de Marco Antonio y le premia con 27 puntos. Cuatro puntos menos, 23 en total, consigue la última participante de la noche, Marla, que acaba su poema con el verso  “supongo que he tenido un mal sueño, una mala experiencia. Tengo la mala costumbre de recordar.”

Llega el momento de la final, y se llama al escenario a los poetas que han conseguido las tres puntuaciones más altas; al haber un empate a 27 puntos entre Diego Mattarucco y Marco Antonio León, suben al estrado los participantes que hayan conseguido 27. 26 y 25 puntos: Diego MattaruccoMarco Antonio LeónJosé Luis ÁlvarezYanitoBSoul y Sabela Paz. Sorprendentemente seis poetas en la final, y aunque pueda parecer que la final va a ser demasiado larga con tanto poeta recitando, realmente se convierte en una oportunidad para que el público siga disfrutando de la poesía. Como en otras ediciones, en la final no hay pizarras para votar los poemas, sólo sirve el aplausómetro que en esta ocasión le da la victoria al poeta top: Diego Mattarucco.

Gonzalo Benito

Information

This entry was posted on January 8, 2014 by in Crónicas and tagged .