12 poetas ////// 3 minutos ////// El público decide

Crónica del Poetry Slam de Abril 2013 en El Intruso

El 3 de abril llegaba un nuevo Poetry Slam al Intruso Bar. La calle Augusto Figueroa anochecía llena de cámaras, focos y bailarines ya que se estaba grabando un vídeo musical. La gente, empujada por el cuentagotas del frío, iba entrando al bar para disfrutar de un nuevo Slam.

Las luces se apagan, la música pierde el pulso con el silencio, y el presentador Yanito, elegante con su americana y su camiseta del Poetry Slam, sube al escenario y pregunta cuántos espectadores nunca han asistido al Slam. Mucha gente nueva que seguramente han oído hablar del Poetry Slam y ha decidido que el de abril no se lo pierden. Yanito explica la historia del Slam, las reglas y lo que es más importante: la obligación que tienen todos los espectadores de ser partícipes del concurso: votar, aplaudir, gritar, reir…. en fin: hacer ruido y pasarlo bien.

Tras el reparto de pizarras entre el público, sube el primer poeta a escena: Luciano Sánchez del Águila. Primer concursante y primera sorpresa: Luciano recita, sin micrófono, el poema “Poesía”. ¿Qué es la poesía? Cada cual tiene una manera de ver la poesía y de entenderla. Luciano tiene unos ojos limpios tras el cristal de sus lentes, porque sólo unas pupilas atentas pueden ser capaces de ver la poesía tan hermosa como la describe en su poema. Aunque sus versos digan “La poesía es un viaje eterno que se acaba”. Ojalá su poema no se hubiera acabado nunca. 22 puntos para él.

Susana Ruiz sube al escenario, y al igual que hizo Luciano, no usa el micrófono para recitar. Susana tiene un torrente de voz impresionante y se mueve por el escenario como si fuera su propia casa. Su poema es un vistazo a la situación actual, a la política de recortes, “el recorte es tijera, cuchillo”, al panorama injusto en el que vivimos. Los versos que hablan de injusticias reciben con justicia 24 puntos.

Débora Pol es la tercera persona en participar. Sus versos son los párpados donde descansa la depresión. Avisa que va recitar un poema de desamor. “Clávame sobre una cruz en tu monte del calvario”, “enciérrame en las catacumbas” dice su poema y las pizarras responden 18 puntos. Una mujer tras otra, turno para Silvia Nieva que sorprende al recitar. Saca de su pecho una hoja imaginaria donde su poema está escrito en tinta invisible. Lo que no se ve, pero se siente, mancha con la pintura de la hermosura: 22puntos.

El siguiente poeta en subir al escenario, Carmelo Lattasa, lee un poema de amor dividido en 5 partes. Versos que pintan el desarrollo de una historia, “hasta que la muerte nos separe”, encuentros, desencuentros, el amor eterno y … ¡cómo no!: la viagra. Carmelo baja mientras las pizarras le dedican 18 puntos a su intervención.

Y de amor también, pero esta vez amor cacofónico, es el poema de Diego Mattarucco; también dividido en partes: la primera dedicado a Sara (“Sara me azoras”), el segundo dedicado a Tamara (“no quiero timar a Tamara”) y el tercero lírico. Al parecer el amor no entiende de relojes, y Diego sobrepasa de los 3 minutos recitando, se le resta un punto a su puntuación total, aun así: 26 puntos.

Tiempo para un debutante del Poetry Slam Luis Javier Pisonero. Su primera participación es con dos poemas cortos: “Serpiente” y “Secretos del lago” le conceden 19 puntos. Un punto menos (18) consigue el siguiente poeta, Carlos Muñoz, con su poema breve.

El siguiente poeta es un clásico del Slam: Pablo Cortina. Su poema comienza “Intento dibujar un escenario amoroso con mis versos …. Hasta que veo el telediario”. Pablo quiere escribirle al amor pero no puede porque sus retinas sufren con el paisaje social de este país, “está lloviendo mierda y no escampa”, “pretendo dibujar un escenario amoroso mientras desahucian a unos, roban a otros”. Gran poema, en cuanto a calidad y en cuanto a tiempo: Pablo gasta más de los tres minutos en su intervención y se le resta un punto. La puntuación total para Pablo son 22 puntos.

Tras Pablo, otra poetisa habitual de los Slams. Nines La Perra lee micro en mano, y avisa de sus intenciones: ha venido liviana y le da igual lo que vote el público. Lee el poema “Segmento” con el que obtiene 18 puntos. Dos puntos más, 20 en total, obtiene Rubén Prada con su poema a Madrid, versos como  “misma sensación de amplitud que deja la arena en esta ciudad sin mar” descansan en los tejados de la ciudad.

El último turno para una debutante en el Poetry SlamMaría Sanmartin Cava. Sucede a veces que participantes nóveles se desenvuelve con una soltura tal sobre el escenario, que dejan atónito al público. Hacen del escenario una extensión más de su cuerpo, de los tres minutos extremidades, y de la poesía hacen piel.  María arrasa en su primera intervención con el poema “5 minutos”, y recibe 26 puntos.

Llega el momento para la final: Diego MattaruccoSusana Ruiz y María Sanmartin Cava se disputarán el Poetry Slam de abril. Empieza Susana, que cuenta cómo le han dejado tantas veces que no le queda otra que contarlo en el Slam o en terapia. Susana, lee sin micrófono, y, como es habitual en ella, del escenario hace patria.  Tras Susana, tiempo para el habitual campeón del Poetry Slam: Diego Mattarucco. El poema elegido para dar una vuelta de tuerca a la sonoridad del lenguaje es “Haz tu fuerza”.

La debutante María Sanmartin es la última en intervenir en la final. Avisa que el poema, “Cuatro letras”, irá dedicado a todas las personas que han perdido sus sueños. María estremece y brilla con la luz de la oscuridad. La poesía a veces es un viaje de ida y vuelta, y el público se emociona con los versos de María como ella se emociona al recibir un gran aplauso que dictamina que ella es la campeona del Poetry Slam de abril.

El Slam, acaba con mucho ruido (de aplausos) como pedía Yanito al comenzar. El bar se vacía, la gente comienza un caminar sigiloso por las calles del mes de abril. El Poetry Slam volverá en el mes de mayo al Intruso Bar, pero antes habrá sesiones el 17 de abril Poetas vs Raperos (en Sala Triángulo, c/Zurita 20), 22 de abril en la Universidad Complutense de Madrid, y el 23 de abril en el Palacio de Cibeles.

Information

This entry was posted on April 16, 2013 by in Crónicas and tagged .