12 poetas ////// 3 minutos ////// El público decide

La crónica del Poetry Slam Madrid de Noviembre 2012

Hablemos de que la vida es caos, y que el caos es un estado indefinido que precede a la ordenación del cosmos. La poesía es nuestro cosmos, el firmamento al que nos gusta mirar para olvidar el desastre terrenal que nos rodea. Hablemos de que dentro de un sistema caótico los pequeños cambios producen un impacto apreciable en el conjunto global. Hablemos, también, de que el 28 de noviembre, cuando el pestañeo del reloj marcaba las diez de la noche, en el Teatro Alfil de la Calle Pez empezaba una nueva edición del Poetry Slam. Hablemos de que el caos se queda en la puerta, congelado por el frío madrileño, y dentro del teatro los pequeños cambios se suceden para hacer de éste un Poetry Slam diferente a los anteriores. El universo se reordena, una vez más, con poetas y versos.
El otoño ha llegado al Poetry Slam y el escenario del Teatro Alfil nos recibe cubierto de hojas secas, la música de Pumuki Poetry DJ acompaña al público, esta vez menos numeroso que en anteriores ediciones, mientras toma asiento y entra en calor para disfrutar de la sesión de poesía. Se apagan las luces y vemos que sobre el escenario no está nuestro presentador habitual, Luis J. Lambas, sino que éste aparece vacío… una voz estalla desde el patio de butacas: Dani Orviz, campeón nacional del Slam, se pone de pie recitando micrófono en mano, “¿Qué es la vida panoli? / ¿si no esta road movie?”, mientras sube al escenario. Dani Orviz no será hoy slammer, sino que hará las veces de presentador. Ya sobre las tablas pregunta cuánta gente hay entre el público que nunca haya ido a ningún Slam, muchas manos arriba agarrando la nada del aire. Ante el gran número de “espectadores vírgenes” Dani se toma unos minutos, antes de explicar las reglas habituales y repartir las pizarras de la puntuación, para hacer un ejercicio y que el público aprenda a dar un aplauso por compromiso, a brindar una ovación y a ofrecer un abucheo. La inyección de humor del presentador surte su efecto y las risas llenan el teatro Alfil. El ambiente está caldeado, empieza la sesión.
Se reparten las pizarras de puntuación entre el público al ritmo de la música de Pumuki Poetry DJ, y la mano inocente de un espectador saca el nombre del primer participante: La Chica Metáfora. Parece que La Chica Metáfora se ha despertado con el día poético como nos cuenta en sus versos, lee un poema de amor “en la alegría del despertar, he decidido componerte, escribirte, crearte, amarte entre poemas, usar la lengua y el lenguaje”, por el cuál el público le concede 20 puntos.
Siguiente invitado, tiempo para un habitual ganador del Slam: Pablo Cortina. Pablo tiene una forma muy visceral de amar, y así lo dicen sus versos “te amo como un vaso de cristal precipitándose al suelo […] y así quiero romperme, en mil pedazos contra ti”. Y aunque el poema diga “te amo tanto que quiero desaparecer […] quiero romperme en ti, erradicarme de tu entorno”, Pablo no desaparece, al menos no sin antes recibir 24 puntos de premio. Lo que si que desaparece es uno de esos puntos, ya que el poeta ha superado los tres minutos de intervención y las normas del Slam son claras: se le penaliza restando un punto, con lo que finalmente son 23 para él.
El tercero en subir a recitar es Antonio Moreno. Lee el poema “Me sobran las palabras”, y con versos hermosos como “no hacen falta las palabras para darle al viento la sorpresa de permanecer erguidos” se lleva 19 puntos. Cuatro puntos más que Antonio recibe el siguiente poeta: Oli; él declara en sus versos que le encantan los vicios y que “la vida no es carne muerta y culpa”, y el público declara en su aplauso que ha gustado el poema como las pizarras declaran que la recompensa es de 23 puntos.
Tiempo para unos minutos musicales de la mano de Pumuki Poetry DJ, mientras el público corea “poesía… poesía… poesía” al golpe de batuta del gran Dani Orviz, que sabe cómo hacer que el ambiente no decaiga. Es éste, decía anteriormente, un Slam lleno de cambios y de sorpresas: el siguiente poeta llamado a participar no se encuentra en la sala. Así que una mano inocente de entre los espectadores saca otro papel con el nombre del que será el próximo en subir al escenario: Rubén Prada. Rubén habla en su poema de los diferentes tipos de polvos; con ironía, humor y ritmo en la lectura consigue 21 puntos.
Tiempo para que suba a recitar una mujer. Silvia Nieva revoluciona el Slam, su poema tan descarnado como hermoso se lleva 26 puntos. Es justo que los versos “no les nacen los bebes a las mujeres de mi tiempo / no les nacen por el peso inerte de sus profesiones” sean premiados con una puntuación tan alta. Como es justa la ovación que recibe, y merece, Silvia por su gran actuación cuando baja del escenario tras su último verso “os queda decidir si dejáis nacer al hijo, para llenar vuestros fracasos”.
Con el poema de Silvia aún en la retina del alma, llega el turno para Diego Mattarucco. Sus poemas cacofónicos y su manera intensa de recitarlos nunca deja indiferente a nadie. Esta vez el amor es el tema y la guía de su destreza sonora “Tesi, Tesi, Tesi, tehesi –do fiel, Tesi, Tesi, Tesi, tesi-ento, Tesi”. Nada menos que 23 puntos para él. La misma puntuación que recibe el siguiente participante Olis do Caro con su poema “Los seres de las vidrieras”.
Se va acabando la primera ronda de este Poetry Slam y el último en recitar es Rafael Carvajal. Su poema que nos cuenta que su psicóloga se jubila, y él con sus nervios al leer demuestra que la poesía es alma, es raza, es víscera y es una incontrolable explosión de sentimiento. El aplauso ensordecedor que recibe Rafael sólo es callado por el recuento de puntos en las pizarras: ¡25!
Llega la final, y por primera vez en el Slam hay 6 poetas en ella: Silvia Nieva(con sus 26 puntos), Rafael Carvajal (son sus 25 puntos), y el múltiple empate a 23 puntos de Pablo Cortina, Olis do Carlo, Diego Mattarucco y Oli. Recitarán todos, uno tras otro sin pausa, y el ganador será el que reciba más aplausos del público. Empieza recitando Pablo Cortina con un buen poema cuyo primer verso es apabullante “yo sueño que sueño que sueño que sueñas”. Tiempo para Orlis do Carlo, que al igual que Pablo también sueña: “sé que anoche soñaba poesía […] volví a dormirme descontrolado, soñando poesía para mañana”. Tercero en recitar Diego Mattarucco que más que recitar se come el escenario recorriéndolo de un lado para otro, imprimiendo intensidad en sus palabras y ritmo imposible en sus frases. Oli es el cuarto poeta y recitar sin usar el micro acabando con un buen verso final “no hay espacio entre palabra y sonido”. Después del “grupo de los 23 puntos” es el momento para que Rafael Carvajal impresione con su poema “Delirios de suicidio de lunes por la mañana”. Y tras Rafael, llega Silvia Nieva para decir, con versos, que si su poema anterior ha gustado el que lee ahora, en el que nos cuenta de qué van sus horas, no tiene nada que envidiar.
Tiempo para saber quien gana este Slam, el “aplausómetro” premia a cada poeta y, sin lugar a dudas, la mayor ovación se la lleva Rafael Carvajal, él es el campeón de esta noche. Como ganador Rafael lee un poema más.
El Poetry Slamse acaba… Pero antes un pequeño cambio más con respecto a ediciones anteriores: hoy no se acaba con la lectura de un último poema del ganador, si no que nadie quiere irse a casa sin poder disfrutar de un poema de nuestro eventual y excepcional presentador Dani Orviz. Él es el campeón nacional del Poetry Slamy no se puede bajar del escenario sin demostrarlo. Con el humor que muchas veces la poesía necesita, y con la destreza de un slammerde su talla, Dani Orviz recita su poema “Astronauta cósmico gitano”. Es tiempo de volver al caos porque Dani acaba de desmontar nuestro cosmos.
Gonzalo Benito

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on December 10, 2012 by in Crónicas and tagged .