12 poetas ////// 3 minutos ////// El público decide

CRÓNICA SLAM 28 SEPTIEMBRE: Para volver, primero hay que irse.

By Fernando Gª Reinaldos. 

Cuando la parte de mí que ha crecido aún era un niño, solía albergar un enjambre de abejas en mi estómago siempre que hacía algo por primera vez. El primer día de cole era una de esas ocasiones. Mi madre siempre decía que era una mezcla de nervios, expectación, ilusión y entusiasmo, pero yo siempre pensé que eran realmente abejas. En esta noche de slam, en la que soy un poco menos niño, las abejas han vuelto a mí.

Noche del miércoles 28 de septiembre de 2011. El café Libertad 8 está repleto de personas hasta decir basta. La tenue luz del local da vida a las caras de los asistentes, que parecen acuosas manchas naranjas de acuarela que se funden unas con otras. El habitual bullicio ha vuelto, tras semanas de silencio estival, dispuesto a envolver a los comensales de esta poética noche en la que la poesía, a diferencia de la venganza, se va a servir bien calentita.

Disminuye la intensidad de las luces, las caras de los asistentes se desdibujan y se pierden entre el bullicio de voces que desaparece de forma repentina en cuanto la voz de nuestro presentador Luis se alza en el escenario. Decimotercero Slam del año. Luis comienza “reivindicando el derecho a perder en un mundo global”. Se rodea de un halo de misterio y, sin perder el tinte irónico que tiñe todas sus palabras, juega con ellas, con el número trece, con la superstición y con los que en ella creen. Luis, su esencia, su mirada felina y su fragancia distinguidamente fría y cercana a un tiempo, dan paso a una noche más de Slam en la que no se podrán utilizar más objetos en el escenario que la cabeza.

La noche comienza con una invitada de tez morena, destellante sonrisa y mirada penetrante. Procedente de Colombia, se define a sí misma como “una amante de la vida, del mar, los colores, la fruta y el sol”. Escritora de poesías, relatos, crónicas y guiones. Su nombre es Lilián Pallares y entre sus trabajos más destacados se encuentran “Voces mudas”, poemario-disco de carácter vitalista, cargado de emociones, reflexiones, sensualidad y sonidos naturales y el relato “Servicio Anónimo”, enmarcado en el libro “Ciudad Sonámbula”. Lilián sube al escenario del Libertad 8, y abre apetito de poesía recitando en exclusiva algunas de sus creaciones inéditas, y otras que no lo son. Y tras ella… ¡QUÉ COMIENCE EL SLAM!

Yanito será el primero. ¿La culpable? Una mano a la que siempre todos hacemos llamar inocente. “Plastic Dreams” es el nombre del mundo que Yanito crea con este poema. Un mundo de plástico, en el que todo es de plástico, plastic good times, bought with plastic money. La mano, de plástico, de Yanito decide que la segunda persona en pisar el escenario sea Nieves Pulido. Ha elegido el decimotercero slam para recitar por primera vez con nosotros. En este día marcado por el 13 podría haberse encontrado con un gato negro, pero en su lugar, se ha topado con nosotros. Su poema “El apocalipsis” es breve y contundente, aunque quizás no tan pulido como su apellido.

Y llega el turno para quien se está convirtiendo en todo un clásico de nuestro Slam:  Pablo Cortina. Se sube al escenario acompañado de una aparente tranquilidad y seguridad, que se conforman como signos de la mítica identidad de este poeta. La ironía y el tono cómico prenden todo su poema y contrastan con el semblante serio de su cara. En su poema “Contra facebook” cada palabra es una metralleta cargada contra las nuevas formas de relacionarse del siglo XXI, que desvirtúan valores como la amistad. En cuarto lugar recita Álvaro Pelegrín. En su segundo Slam, viene vestido de naturalidad, espontaneidad e ingenio, indumentaria básica para una noche como ésta. Recita “Cantando en la ducha” y, desde el segundo cero, las palabras de Álvaro, que corretean rápidas, dinámicas y juguetonas, nos empujan a un cuarto de baño, nos meten en una bañera y nos ponen a mirar cómo canta “Maneras de vivir” de Rosendo. Álvaro consigue lo que muy pocos: que Pablo Cortina cliquee un “Me gusta” en su facebook. Chicos, “No more words ”.

Aún mojada por la ducha de carcajadas que ha despertado, la mano de Álvaro saca un papelito que reclama la presencia de Pilar Hervella en el escenario. Su poema sobre “la superación del yo personal” no llega de forma homogénea a todos, quién sabe por qué. El siguiente es Simón Gaspar quien, tras recitar un poema en alemán nos da “las gracias por entender nada”. No obtiene puntuación porque no ha recitado material propio.

No se puede ser mayor y ser poeta al mismo tiempo” Pepe Ramos lo tiene claro. Recita tres poemas, una especie de trilogía poética sobre las diferentes fases del amor. “Voy a quererte tanto, que si un día me dices que me quieres, me darás un disgusto”. Las palabras de Pepe Ramos son la batuta que coordina una orquesta de risas de todos los colores, tonalidades y tintes. Risas que bailan en el pentagrama de vigas de madera del Libertad 8, que le otorgan una risueña puntuación de 27 y que lo mandan a dirigir la orquesta a la gran final de esta noche de Poetry Slam.

La siguiente es Kiara Siciliano que recita “La mente, el corazón y el yo”. Su poema está estructurado en tres monólogos en los que mente, corazón y yo articulan un discurso reflejo de los sentimientos de cada uno. Poema que nada por las fronteras de lo estrictamente simple y convencional.

Biggi Rohm ha escrito una carta, una carta a sus pensamientos. Una carta que la lanza al laberinto de su yo más profundo, para perderse, intentar encontrarse, y volverse a perder una vez más. Comienza a recitar mientras la luz del Libertad 8 acaricia su piel de terciopelo; su mirada corretea de un lado para otro, tan despierta, escurridiza y viva como la de una niña, y en cada golpe fonético de cada palabra que ella, Biggi Rohm, pronuncia, se respira su esencia.

Para los que un día 15 de Mayo se lanzaron a la calle, y para los que no. Para los que aún siguen luchando por lo que creen, y lo seguirán haciendo, para todos, llega la incansable voz de Ángela Angulo a recitar “Himno al 15-M”. Cada verso es un martillo que choca contra la pared de nuestra indiferencia. Cada palabra un golpe que intenta “abrir la puerta de nuestra conciencia”. Cada golpe de voz el eco del tintineo de nuestros remordimientos. Su mirada, firme como un roble, aprecia su reflejo en el espejo del horizonte, buscando un referente de reciprocidad en nuestro entorno. “El reto del mutuo respeto” en un devenir de “Dar y recibir” que la lleva volando en versos a la final.

La acentuada descoordinación de pizarras, la enorme aglomeración de personas y el incesante ritmo con el que la poesía desfila por el escenario del Libertad 8 nos piden a gritos un breve descanso. Pero he dicho que sería breve así que ya tenemos en el escenario a Moxe 13 dispuesto a poner patas arriba nuestro mundo. Recita “El mundo al revés”. “Hombres con raja y mujeres con bigote” son la punta del iceberg de su poema en el que todo está patas arriba.

Dani Orviz viene con un poema que, compuesto esta misma tarde, ya ha quedado inscrito en el testamento de su memoria. Este clasicote del Slam cada día abre una nueva puerta hacia su interior y nos redescubre un nuevo Dani Orviz. Recita una descripción “poética” del slam en la que los poetas no son más que “ejemplares defectuosos de nuestra especie que violan nuestras cabezas”. El aliento de Dani Orviz nunca antes había perfilado el Poetry Slam con tanto acierto. Su esencia flota en el aire y su voz, imperativa, es la que manda: “Seguid escuchando, es una orden”.

Werner Herzog, el Increíble, recita en inglés un poema sobre “USA” en el que todos entramos a formar parte de un juego. El Cable azul se pierde en los recovecos del tiempo con un poema dedicado a dos amigos y a las experiencias vividas con ellos hace diez años. Sus palabras nos hacen bailar en espiral y reflexionar sobre esa constante latente en todas nuestras vidas: el cambio. La última persona en recitar es May La Goulue. En su segunda noche con nosotros, nos trae “Cuerpo sólido celeste”, que no terminó de eclipsar al público, quizás porque los astros no estaban de su parte.

Y llega la gran final: recordemos que tenemos la orquesta dirigida por Pepe Ramos, la esencia de Dani Orviz redescubriéndose con cada poema y la insaciable voz de Ángela Angulo. En orden inverso, Ángela Angulo nos recita una de sus muchas “comeduras de tarro”, de esas que nos encandilan; Dani Orviz recita “Aquí fui feliz”, un homenaje a los amores que dejan de significar lo que antes solían; y Pepe Ramos comienza con una cita de San Agustín y termina con la moraleja “Que todo el monte sea orgasmo”. 


Nunca antes había oído hablar de esto pero lo cierto es que Luis tiene palabras para definirlo todo. Nos encontramos con un “Empate acústico” y la votación en forma de gritos, aplausos, silbidos y vítores tiene que volver a repetirse. Enemigos del silencio inoportuno, nos alzamos a hacer cuanto más ruido mejor para proclamar al ganador. Finalmente Ángela Angulo se alza como ganadora de esta noche de slam y recibe los libros “Poetas en Libertad 8” y “Agua, símbolo y memoria” y una camiseta. Enhorabuena Ángela, por el premio, por hacer que tus palabras nos dejen sin las nuestras y porque cada vez que te subes al escenario haces que el mundo se pare, nos permites salir de él y que nuestras perspectivas y convicciones giren y den vueltas sin parar.

Proclamada la ganadora de la noche, damos paso a otra gran ganadora. Ella es Biggi Rohm que recita un Poema de despedida dedicado a todos los que forman parte del Slam. Sonrisas y lágrimas dicen un “hasta luego” a la poesía de esta joven alemana con la que tanto hemos disfrutado. Biggi, te llevas contigo una parte de todo lo que somos nosotros. Nosotros nos quedamos con un trocito de lo mucho que nos has dado. Porque para volver primero tienes que haberte ido. Te esperamos hasta que tú quieras y puedas volver a recitar con nosotros.

Y hasta aquí la noche de Slam. A los asiduos, y a los que no lo sois, a los que ya nos conocíais y a los que no, a todos, os esperamos en octubre para volver a abrir la caja de sorpresas del Poetry Slam. Ahora idos, que ya volveréis. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on October 8, 2011 by in Crónicas anteriores and tagged .