12 poetas ////// 3 minutos ////// El público decide

Lectura de verano: La crónica slammera del útimo slam de junio 2011.

El último slam de la temporada en Libertad 8 contó con un invitado muy especial, Bolo García, responsable en gran medida del auge de la poesía del que hemos venido disfrutando en los últimos años en los garitos de Lavapiés. Bolo (luciendo un impecable afeitado que despistaba al personal), que además cumplía dieciocho años, celebró que ya podía fumar, conducir y mantener relaciones sexuales con sus profesoras (incluso las tres cosas al mismo tiempo) abriendo el slam con una canción de Albert Pla y un pequeño homenaje a Blas de Otero, que animaba a los poetas a “hacernos entender por el pueblo, a favor del viento pero contracorriente”, antes de obsequiarnos con algunos de sus aforismos:

“Apunta bien. La pistola sufre”
Finalizada la presentación de Bolo, brillante como siempre, la dama fortuna decidió que fuera Daniel Orviz el primer poeta en coger el micro, provocando cierto canguelillo en el resto de participantes.
Dani subió al escenario como Moisés bajó del Sinaí, dispuesto a compartir con su pueblo elegido los 13 Desmandamientos y liberarnos a todos de esas pequeñas e idiotas obligaciones que uno encuentra a veces tiradas por su cabeza sin recordar muy bien quién y cuándo las puso ahí, empezando por sacudirse y sacudirnos ese tonto comecome del componente de concurso que tiene el slam y hay que apreciar en su cualidad de simple divertimento. Presión, ninguna, y aunque suena a frase hecha, no lo es: lo importante, lo cojonudisísimo de Poetry Slam Madrid, es participar.
No estás obligado a ser el número 1. Tienes a tu disposisición una cantidad infinita de cifras mucho más fáciles de conseguir. Además, ni siquiera tienes por qué querer ser un número. También puedes decidir ser una o varias letras, ser un símbolo periódico, ser un hexágono de color añil o ser el Artista Antes Conocido Como El Artista Antes Conocido Como Prince.”
Laura “Mequinenza” López fue la siguiente en colocarse ante los focos y hablarnos del peligro que supone para muchos de nosotros, alegres moscas de William Blake, caer en la tela de araña de cierto tipo de mujeres y no saber escapar.
Acto seguido, Biggi Rohm se negaba a elegir entre pájaros y políticos como tema para un poema, presentándonos un precioso texto sobre cómo volar con el peso de la esperanza

Andrés Piquer fue el siguiente, con una elegía a Pier Paolo Passolini en la que intercalaba versos en un oscuro dialecto italiano que, como él mismo advertía, no era necesario entender para disfrutar.

Mangly, desde Tenerife, nos contaba que hacía mucho que no venía por Madrid y nos regalaba cuatro poemas en sus tres minutos que llenó de cocodrilos domesticados y colores vivos.

A continuación Yanito se hizo con el micro para vendernos a Osbama, amalgama de ángel y demonio que es el siguiente paso lógico en nuestra lista de la compra después de habernos tragado a Osama como villano caído y Obama como héroe salvador. No apto para jipis.

Eduardo, que ya había participado en alguna ocasión anterior, se alzó como finalista con un guiño a Rafaella Carrá y las verdades como puños que esconde su alegre pachanga. Y es que en el amor todo es empezar.
Tulia Guisado nos confesó entonces que había sido mala, que había causado un daño infinito a alguien que nunca estaba, quedando absuelta precisamente por eso: Si no hay cuerpo, no hay delito. Gracias a esta deliciosa maniobra legal, Tulia sería la segunda finalista.

Michael tomó entonces el relevo dispuesto a leer, “y quizá traducir”, tres poemas en lengua inglesa.

A Silvia Nieva se le rompía el filamento de sus versos con cada bombilla, y una vez más nos conmovió hablando de llorar y ponerse al sol, de llorar y del sol.

Pablo Cortina se subía al podio con “En Mi Opinión”, un texto genial que arranca carcajadas a través de una voz a la que le han arrancado el corazón.

“En mi opinión mi vida se ha acabado
y el hecho de que el Sol
haya salido también hoy por la mañana
es una falta de respeto hacia mí
y una muestra más de que no le importo a nadie.
En mi opinión el Universo no sabe lo que hace al ignorarme.
En mi opinión es un traidor y que se joda.”

Y finalmente el Cable Azul cerraba la primera parte del slam explicando de una vez el por qué de su pseudónimo, qué cable azul es ese, colándose también entre los finalistas.

Antes del descanso, dos espontáneas de lujo: Arantxa Oteo y Cristina.
Y al volver, segunda ronda de altísimo nivel entre los cinco finalistas en la que Dani Orviz se convertía en hombre-anuncio de sí mismo, Eduardo ponderaba la utilidad o inutilidad práctica de la lengua danesa, Tulia nos contaba cómo siempre se había propuesto morir en París pero nunca le pillaba allí. El Cable Azul hablaba de su alumno favorito, el peor, y del suelo de los sábados y por último fue Pablo Cortina quien se llevó el gato al agua con su tetralogía Alopecia I, II, III y IV que hizo estallar al público en una atronadora deflagración de aplausos.
“Me pregunto qué eres tú que ya no son tus pelos”, decía el flamante ganador que pasó de un momento a otro de no tener premio a tener varios: Un ejemplar de la antología Poetry Slam, un fascímil del misterioso códice secreto de la asociación Mecánica Planetaria del misterioso Leinad Zivro, y la piel de serpiente donada al alimón por Ramón García del Pomar y Bolo. A falta de pelo, no está nada mal.
Bolo nos recordaba antes de despedirse del público que para él nada, nada, nada es general. Odia los militares. También nos daba el secreto para combatir la tensión alta: bajársela de internet, o nos avisaba de que, aunque parecía atril, era mayo.

Dos espontáneos más: el cosmonauta eloy Boan recitaba un poema antes de que Ramón Del Pomar le dedicase a Bolo un poema en el que nos animaba a no olvidar nunca que somos personas que soñamos.

Un Pablo Cortina sonriente con su reptiliano premio cerraba este último slam de la temporada hablándonos del odio y del amor, y de cómo el primero palidece en comparación con el segundo cuando se tiene un cierto don. Si se quedaron ganas de más, pasen por http://soytanidiotaquesoypoeta.blogspot.com/

Y esta fue la última edición de Poetry Slam Madrid en Libertad 8 hasta Septiembre. Sin embargo, permanezcan en sintonía, porque preparamos sorpresas veraniegas.

One comment on “Lectura de verano: La crónica slammera del útimo slam de junio 2011.

  1. Os amo a todos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on July 2, 2011 by in Crónicas anteriores and tagged .