12 poetas ////// 3 minutos ////// El público decide

27-Oct. Crónica Slammera del Slam de Miedo

Esta vez no hubo un invitado especial, pero si que hubieron varios elementos invitados, entre ellos el miedo, el humor negro y la maldad; todos bajo el umbral que proporciona la fiesta de Halloween. También acudieron un par de reporteros del 20 Minutos de Madrid, que entrevistaron y fotografiaron a varios poetas e organizadores (lo cual dio paso a un pequeño retraso) así que , ¡ojo en el metro!


         Las reglas fueron modificadas un poco para mejor poder acomodar esta oscura fiesta. El limite de tres minutos seguía en pie al igual que el Hecho de que los textos recitados tiene que ser propios. Lo que diferenció a este Slam de otros es que disfraces y/o accesorios no sólo eran permitidos si no que imprescindibles para poder participar. Cualquiera que no estuviera disfrazado pasaría directamente a la sección de espontáneos. Los modos de votación; aplausos y pizarras (en caso de empate) se mantuvieron en vigor.


         Dicho esto, la espeluznante Elo dio paso a la función presentando a Aaron Coleman, que apareció ante todos en forma de racimo de uvas. Su poema, Uvas Rasgadas fue recitado con la pausada elocuencia característica de este poeta y dio una suave introducción a la velada.


         Arantxa Oteo, en forma de bruja deleito al publico con un poético y muy humoroso relato de un zombie que subió al mundo para asustarlo y volvió a la tumba mas asustado que nadie.


         Sebastian López, vistió una peluca rosa en su estilo rítmico, muy recordatorio del Slam Americano Brindó un poema sobre su visión de Halloween, tanto en esa fecha como durante todo el año.


         Silvia Nieva, tomó el papel de prostituta zombie y sedujo a todo el que la oía con su coqueto estilo y gran facilidad de palabra.


         Recién llegada de Alemania, la joven Biggi Rohm sorprendió al público con un  divertido poema sobre los horrores y terrores de ser una persona callada entre una masa de estudiantes de Erasmus.


         El Yanito de la Muerte, vestido de monje muerto y con pergamino en mano, anuncio que venía a llevarnos al infierno y recito una larga lista de invitados que incluía tanto a asesinos y ladrones como a abogados, ateos y cristianos.  


         Dani Orviz se presento como el demonio en persona y asombro a los oyentes con su visión de un infierno en la tierra. No un posible futuro sino el presente en el que vivimos, y con diablillas como Belén Esteban a su frente, quién se lo va a discutir.


         Finalmente la Zombie Lerele, dio un solemne final al la primera ronda participativa.


         Una participante no nombrada aplaco la sed de versos con un par de poemas justo antes de la votación mediante aplausos. Al no haber un claro ganador mediante los aplausos se hizo una segunda ronda reñida entre Biggi Rohn, Yanito y Dani Orviz; al final la puntuación fue decisiva. Yanito quedó tercero, seguido por Biggi Rohn en segunda posición y Dani Orviz sumándose otra victoria en Poetry Slam.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on November 4, 2010 by in Crónicas anteriores.